Selva Amazonica: Mi primer viaje en Balsa en Alto Amazonas, Loreto

by Blas Felix
(Yurimaguas, Loreto, Perú)

Visitando los pueblos de mi selva amazónica

Visitando los pueblos de mi selva amazónica

Visitando los pueblos de mi selva amazónica Rio Huallaga a orillas de Yurimaguas Palos de topa con los que se construye la balsa

Hola amigos, ante todo, felicitarlos por esta hermosa e interesante recopilación de las experiencias de viajes en América del Sur. Soy natural de la Selva Amazónica del Perú, y me encanta viajar por ella.

Por motivo de trabajo (fotógrafo) he recorrido muchos poblados en la región Loreto, donde se encuentra el río mas caudaloso del mundo (rio Amazonas).

He navegado en diferentes embarcaciones como son lanchas, bote motores, grandes y pequeños, en canoas, y hasta en balsa.
Este último es el vehículo mas rudimentario para viajar en las caudalosas aguas de los ríos de nuestra selva, porque consiste en palos de topa amarrados en paralelo con 2 palos cruzados mas pequeños para que dé estabilidad a la nave.


Recuerdo que en uno de mis viajes, me había dejado el bote, y no podía continuar mi viaje sino hasta el día siguiente. El bote pasaba a las 6 am, y por alguna razón ese día se adelantó un poco y pasó a las 5:40 am.

Después de pensarlo un poco, hablé con uno de los moradores y le pregunté en cuánto tiempo podría construirme una balsa pequeña que soporte mi peso y el de mi mochila. Me dijo: "en 30 minutos".
Le pregunté qué peligros podría encontrar, ya que aunque soy de la selva, nunca antes había navegado solo en una balsa, y menos en un rio tan grande como el Huallaga.

Me dijo que tendría que tratar de ir por el centro del río, y tener cuidado de las palizadas, que son lugares donde se reunen palos y troncos, formando una represa y creando una pequeña caída o desnivel en el rio.


Pensé un poco, y ya no quedaría quedarme otro día en aquel lugar, puesto que ya lo había recorrido ofreciendo mis servicios de fotos el día anterior, así que le dije al señor Cuarto, que por favor, me amarre la balsa.

Inmediatamente juntó 4 palos de unos 15 cm de espesor, redondos, y otros 2 palos como travesaño.
Usó soga de corteza fresca de algunos palos, y los amarró fuertemente, hasta 2 veces en el mismo sitio, para mayor seguridad.

Seguidamente hizo el altillo, un conjunto de palos que va encima para colocar las maletas y algunos objetos que queremos proteger del agua.
En menos de 1 hora ya estaba la balsa.

Bueno, dí su propina al señor Cuarto, y puse las maletas y me subí. El Señor Cuarto me alcanzó mi tangana que era un palo delgado llamado cañabrava, que me serviría como remo y timón a la vez.

Había algunas señoras que lavaban la ropa a las orillas del río Huallaga, y me preguntaban si alguna vez ya había navegado en una balsa, y yo les dije que no.

Ellas me dijeron que no sea muy confiado, que pudiera pasarme algo malo. Yo les dije que reconocía el riesgo pero que no tenía otra alternativa, puesto que tenía que avanzar en mis trabajos.

Para mis adentros pensaba: Si algo me pasa como que me caiga de la balsa o que me agarre una muyuna (espacio en el rio donde reflota el agua) o en una caida de agua de una palizada, lo primero que haré es agarrarme de un palo que flota o de la misma balsa y no lo soltaré, y tengo que resignarme a perder mis cosas asi como mi camara fotografica y ropa.

En mi mente tenía claro que mas importante era mi vida, a las cosas materiales.
Teniendo claro esto, empecé mi viaje, y comencé a remar hacia el centro del río para avanzar mas rápido, y así fue.
Mi destino estaba como a 2 horas, en el caserío San José del río Huallaga.


Algo interesante que descubrí es cómo el agua es un excelente conductor de la voz.
Empecé a escuchar conversaciones, y me preguntaba de dónde venía, qué extraño, lo escucho como si estarían a unos metros de mí, pero yo estaba en mi pequeña balsa en medio del río Huallaga, y a mas de 100 metros de distancia de ambas orillas.

Me puse en cuclillas y, al concentrarme, me di cuenta que aquella conversación en particular provenía de una casita que estaba a unos 200 metros de distancia, y lo podía escuchar con mucha claridad.
Vaya, algo nuevo para mí.


Después de media hora de navegar sin novedad, escuché algo que empezó a preocuparme, sonaba como una catarata.
Empecé a buscar por todos lados, y allí estaba a unos 100 metros río abajo una palizada. Me asusté un poco y empecé a remar con algo de desesperación, ya que mi balsa se iba directamente a dicha palizada.

Remé con todas mis fuerzas con mi cañabrava, y gracias a Dios pude desviarlo, pasé a tan solo 1 metro aproximadamente de la palizada.
Uf, qué susto, eso estuvo cerca, por poco me quedaba atrapado en eso, y hubiera sido un lío salirme de allí, por la presión de la corriente.

Dí gracias a Dios cuyo nombre conozco y es Jehová, y por supuesto, ya le había orado desde el principio por su guía y dirección.
Y así lo hizo, me protegió durante mi viaje.

Bueno, no quiero hacer muy larga esta historia, aunque me parece que ya la hice.
Para terminar, decirles que llegué sin novedad.

Lo último peligroso fue para atracar.
La corriente era muy fuerte y no sabía cómo hacerlo, cuando ya estaba pasando de largo el poblado de San José, un grupo de niños de entre 2 y 5 años acudieron a mi auxilio, y les dije que quería atracar pero no podía.
Me quedé asombrado al ver a estos pequeños nadar como peces, y jalar mi balsa y así pude atracar con satisfacción.

Desde San José continué mi viaje por tierra hasta Papaplaya, donde pernocté y tomé el bote al día siguiente.

¿Y mi balsa?... la dejé atracada en San José, ni modo que la iba a cargar conmigo!
Aquí la selva es generosa, nos brinda de todo, y todo es para todos.
Si así fuera el mundo, de hecho que sería distinto, no lo creen?..


Un saludo cordial desde mi selva querida en Alto Amazonas, Yurimaguas, en la región Loreto del Perú.
Visiten mi web que a duras penas la he podido crear: www.miselvaquerida.net


Blas Felix
blafere@gmail.com
www.miselvaquerida.net
Yurimaguas, Peru.
Cel. 51-965828351

Click here to post comments

Join in and write your own page! It's easy to do. How? Simply click here to return to Peru Viajes Visitantes.






Loading





footer for unique south america travel experience